¿Cuántas veces me puedo enamorar?

Alguna vez en la vida podríamos hacernos esta pregunta, sobre todo cuando hemos pasado situaciones de dolor por términos de noviazgos o matrimonios. La realidad es que no hay límites para enamorarnos… puedes enamorarte 1, 2, 10 veces y todas las que decidas.

Enamorarse no es tan complejo como algunos piensan, pues si logras conocer una persona, te gusta, tienen química y deciden relacionarse, el amor llega. Es falso que todos los hombres o mujeres son iguales, que cuando alguien te dañó el próximo (a) te hará lo mismo… y muchos otros comentarios que meten en una misma bolsa a todos los seres humanos.

Los límites están en uno mismo y hoy tienes la posibilidad de dejar de lado tus experiencias pasadas y enamorarte!

Te gusta o Te enamoraste

Por momentos es confuso… cómo saber si alguien te gusta o estás enamorado? Cómo diferenciar una sutil atracción de una “atracción fatal”… Las emociones son tan cambiantes que solo uno puede saber lo que siente. Sin embargo, es importante saber que no es lo mismo que alguien te guste a que te enamores.

GUSTAR es común, ya que en todas las etapas de la vida podemos conectarnos con distintas personas. Cuando alguien te gusta no necesariamente piensas en entablar una relación de noviazgo. ENAMORARSE es una conexión más profunda en la que queremos experimentar una relación cercana.

Ambas formas de amor son válidas siempre y cuando sepamos en qué pie estamos parados, pues en las relaciones de amistad puede ser confusa la química por compatibilidad de caracteres con el amor pasional. Si te encuentras en una encrucijada de amor, ponte tus Gafas de Colores y habla contigo mismo: Te gusta o estás enamorado! Sea cual sea el caso, disfruta al máximo de la experiencia.

Te han roto el corazón?

El término corazón se refiere a las emociones. El alma es el asiento de las emociones, y estas suelen fluctuar. Es inevitable no sentirnos enganchados cuando nos enamoramos, pero sí podemos controlar el desenfreno emocional.

Es común escuchar el cliché “me rompió el corazón”. Y en este sentido, infiero que si alguien rompe tu corazón es porque se lo has entregado. Nadie tiene la potestad de afectarnos negativamente a menos que demos cabida o empoderamiento a la pareja.

El corazón, es decir, las emociones, no le pertenecen a quien amas. Por lo que el mayor error que podemos cometer es pensar que dependemos del ser amado. Si hoy crees que te han roto el corazón, es esencial que comprendas que existe un amor mayor, el de nuestro creador. Luego, el de nuestra familia, y claro, el de la pareja y los amigos.

Es primordial amarse uno mismo, para pasar el momento de dolor en el término de una relación de una manera sana. Recuerda, una relación es una decisión libre entre dos, que siempre corre el riesgo de no ser lo que uno piensa, pero hay que disfrutar el camino! Ponte tus Gafas de Colores, y abre tu corazón a un nuevo amor.

Una larga espera

Vivimos esperando la pareja ideal… para algunos, pasan muchos años; otros nunca llegan a la meta. Sin darnos cuenta entramos en los “TA”… ni con un perro que nos ladre. Allí nos preguntamos, ¿será que no soy tan atractivo(a)? ¿Mi personalidad no llama la atención? ¿Si tuviera dinero hubiera sido distinto? ¿Seré muy exigente? ¿No tengo suerte en el amor? ¿Nací para estar solo(a)?

He conocido personas que tienen años sin pareja, y llegan al borde de la frustración… quizás pensando que vivirán solos toda la vida. No se dan cuenta que el mayor problema está en uno mismo y en cómo accionamos con el sexo opuesto. En lo personal he sido muy suertuda; aunque en el camino me di cuenta que tenía situaciones internas que superar para poder tener una relación estable. No sé qué obstáculo tendrás que derribar, solo tú puedes descubrirlo.

Quizás te hace falta ser más abierto y seguro de ti mismo. Nunca perdemos al conocer a otros, más bien ganamos, ya que si no fuera nuestra “media naranja”, por lo menos obtendremos un nuevo amigo. Sin lugar a dudas, hay alguien para ti, solo tienes que dar el paso. ¡Ponte tus gafas de colores y recuerda disfrutar el camino no solo el llegar a la meta!

Definición de Gafas de Colores | Una relación es la unión que se da entre dos personas que deciden compartir para conocerse y dejar crecer el amor, teniendo un enfoque en conjunto sin que se pierda lo que un día les motivó a estar juntos, la individualidad.

Estaciones del amor: “Verano”

Llevando esta estación al terreno del amor, es una etapa en la que se tiene una vivencia más terrenal, objetiva y llana. Caemos en cuenta de que no tenemos tanto en común y que sin lugar a dudas, él o ella tiene cosas que nos desagradan y que debemos tolerar.

Ya no somos el uno para el otro sino “yo para mi mismo”. No comprendemos por qué ya no es igual, por qué aumentaron las discusiones. Y es que en este proceso de adaptación nadie quiere ceder sino que el otro sea que cambie, cuando la realidad es que ambos deben minimizar el ego y reforzar un enfoque en conjunto.

En primavera mostramos nuestros mejores atributos… en contraparte, en verano salen a relucir las debilidades, y se pone a prueba el “amor” que sentimos. Y sin que hayan pasado muchos meses, ya sea el hombre o la mujer, dudan de si eran el uno para el otro. Este momento es uno de los más importantes porque es donde se fortalece la convicción y se minimiza el sentimentalismo…

La estación de verano denota una encrucijada donde la pareja continúa o finaliza. En este sentido, es válido intentar mejorar de manera consistente, sabiendo que decidimos libremente estar en pareja -nadie nos puso en ese lugar-. Entonces, lo debido es ser responsables por nuestras decisiones.

A %d blogueros les gusta esto: