A media noche siento que te extraño más que a nadie… quiero escucharte, sentirte junto a mí… dejar el deseo y experimentar contigo; saber que estás dentro de mí.

Como si hubieras leído mis pensamientos, apareciste de repente frente a mí. Eras como invisible, pero a la vez tan presente. Ambos sabíamos que había una gran atracción; te aprovechaste al saber que me volvías loca. Nuestra estancia se tornó cada vez más mágica, y en derredor, una lámpara alta, cojines rojizos y ventanales abiertos, de donde venían vientos de romanticismo que acompañaban la luna llena.

Nos miramos, frente a frente, tú … y yo… El sonido sensual de tu presencia circulaba por todo mi cuerpo. Cada partícula de mí vibraba contigo… Y allí, solos… comenzamos una danza paulatina, mientras me seducías con una armonía perfecta que me llevó al éxtasis. Quería más de ti, que lo repitieras una y otra vez.

Respirábamos profundo… no necesitaba nada más, solo escucharte, sentirte… “Por favor, no pares” “Una vez más”… quédate aquí conmigo; ven cada noche y hazme sentir que somos uno, que nunca estaré sola porque tú siempre serás el sonido eterno que fluye en mí: “Música”.

Anuncios

Perdón ¿Conmigo?

A veces me siento en una encrucijada, confundida por los pensamientos y emociones. Una parte de mí me lleva a tomar buenas decisiones, otra se inclina a hacer cosas de las cuales luego me arrepiento. Sigo teniendo paciencia conmigo misma porque los cambios son procesos paulatinos de toda la vida.

Soy experta en “meter la pata”; sin embargo, he entendido que nada gano con reclamarme. Es mejor reconocer y seguir adelante… No puedo estar pensando en lo hice o dejé de hacer… en a quiénes ofendí, oportunidades que dejé pasar, amores que nunca debieron llegar a mi vida, metas que no logré… tantas cosas que nos pasan!

¿Por qué no perdonarte por tus errores? !Es mejor darnos la oportunidad de hacer las cosas bien cada día!

Yo hoy me perdono, ¿y tú?

Hacia dónde vas

No se si te pasa como a mí; pienso constantemente hacia dónde voy. Este ejercicio mental va guiando mi esfuerzo y tiempo hacia el lugar indicado.

Es un buen momento para que pienses hacia dónde estás caminando. Qué haces cada día, con quién compartes, qué has dejado de lado, qué tanto estás viviendo por ti o por los demás.

A ciencia cierta nadie puede garantizarte que vas bien. La clave está en seguir adelante, procurando ser feliz, siempre con la sabia dirección de ese ser maravilloso que nos regaló la vida.

Now is your time

Tratando el tema de los sueños con un amigo, escribe una frase que me gustó mucho: “reconocer los sueños y no verlos como sueños, sino como parte de la realidad misma”. Esta sabia inferencia indica que no hay límites si dejamos de ver ese sueño como distante y más como un camino que ya estamos recorriendo.

Cada ser humano tiene distintas oportunidades, experiencias y obstáculos. Es un asunto de decisión y valentía. El sueño es tu día a día…

Filosofando

Qué poca cosa somos cuando nos hacemos esclavos del egoísmo. Nada importa y todo es relativo, mientras ciegos caminamos por las calles siguiendo el sueño común de ganar dinero, tener lujos y llevar una vida social que nos haga sentir repletos de amigos que … no permanecen.

Qué poca cosa somos que por un momento de placer, perdemos preciados años de amor … prefiriendo respirar el cigarro de un bar nocturno, al olor de un delicioso almuerzo, puesto delicadamente sobre la mesa … Qué poca cosa somos, que pudiendo ser cuerpo y alma, nos convertimos en huesos secos sin vida, buscando “todo” en lo que nosotros mismos convertimos en “nada”… haciendo de lo sencillo, complejo; restando y dividiendo … en vez de sumar y unificar.

Hoy podemos decidir ser mucho, buscando a aquel que lo es todo … el creador, Dios … quien ha hecho un diseño perfecto para que vivamos en plenitud, disfrutando de lo básico, lo sencillo, lo sublime, lo encantador, lo creíble, eso que no amerita un pago para tenerlo, solamente abrir los ojos… nuestro espectacular planeta Tierra.

A %d blogueros les gusta esto: