El valor de la mujer

La mujer tiene un valor especial, dado bíblicamente, instituido por el mismo Dios. Hemos sido diseñadas con la capacidad de dar la milla extra, haciendo múltiples cosas a la vez -¡y con excelencia!-. Empezando por administrar el hogar, velar por el cuidado y formación de los hijos, aportar en la casa con las finanzas, llevar la agenda de las tareas… hasta prepararse a nivel educativo y cuidar de sí misma.

Hoy en día la dependencia emocional, el maltrato físico y verbal, la formación familiar errónea que pasa de una generación a otra, entre otros factores; han debilitado su autoestima como ente individual. Por ello, es vital que sepamos que tenemos un gran valor que no es dado por el esposo, el novio, el amigo, los hijos, el compañero de trabajo o la gente que nos rodea. La mujer tiene un valor intrínseco dado por Dios que no puede ser tergiversado. Por eso, el primer paso para ser valorada es conocer el valor que tenemos.

Hoy, día internacional de la mujer, te pido y me pido a mí misma, asumir nuestro rol como mujeres equipadas por la palabra de Dios, sabiendo que hay un plan maravilloso para cada una. Disfrutemos en una sana libertad el ser mujer -ya seas soltera o casada-, viviendo cada día con entusiasmo y asumiendo los retos de la vida como oportunidades de crecimiento.

Si hoy crees que no eres una mujer feliz, busca el rostro de Dios en la oración, sabiendo que no hay mayor felicidad en esta Tierra que estar al lado de quien nos creó a su imagen y semejanza. Ese caminar con Dios nos da plenitud, y quita el apego…

!Celebremos que somos mujeres de temple, inteligentes, creativas, diligentes, bellas y sobre todo, únicas!

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: