¿Se te olvidó su cumpleaños?

A algunos nos gusta que se acuerden de nuestro cumpleaños, pero ¿recordamos el cumpleaños de nuestros amigos? Es gracioso que esperemos de los otros; aunque usualmente no son prioridad los demás.

El día de nuestro nacimiento es el más importante del año: Compartimos, recibimos agasajos, comemos bizcocho -o torta-, etcétera. Sin embargo, no es un asunto del cumpleaños, sino el detalle de que alguien saque de su tiempo para hacerte sentir importante, especial… el recordarse de ti, que es lo que realmente vale. Por tanto, más que la fecha, es la atención.

Ojalá que este artículo te motive a estar más pendiente de tus amigos. Cada día es una excusa para llamar, escribir o sencillamente decirle a los demás cuánto los aprecias y quieres.

A %d blogueros les gusta esto: